Dejando de lado las preocupaciones directas sobre la salud, ahora ha quedado claro que el coronavirus no pasará sin dejar algunas consecuencias comerciales o económicas a mediano y largo plazo. Si bien puede ser tentador concentrarse en mantenerse a flote en el momento de «apagar los incendios» cuando amenazan con aparecer, es crucial planificar el futuro de su negocio y estar completamente preparado para lo que vendrá después.

Aquí hay una guía útil de ocho pasos para comenzar.

Encuentre potenciales clientes con anticipación

Como muchas empresas se centrarán en el aquí y el ahora, luchando por mantener el funcionamiento normal, esta podría ser su oportunidad de construir una nueva red de posibles clientes. Dedicar tiempo y esfuerzo a generar nuevos clientes potenciales ahora asegurará que tenga un grupo de clientes potenciales en los que confiar una vez que las cosas se hayan calmado.

Además, sus clientes potenciales deberían haber aumentado la confianza en usted como empresa. Si está buscando nuevos clientes en un momento en que la mayor parte de su competencia atraviesa una crisis, está mostrando a sus clientes que está al tanto de todo.

Adapte sus servicios a la situación actual.

En muchas partes del mundo, al público en general que se le aconseja quedarse en casa plantea serias dificultades para las empresas. Si su empresa sigue el modelo B2C y se basa en la interacción cara a cara en la tienda con los clientes, esto representa una seria amenaza, especialmente a largo plazo.

Por lo tanto, sea creativo y haga una lluvia de ideas sobre las diferentes formas en que aún puede ofrecer su servicio o productos. Un ejemplo obvio es el de los restaurantes y cafeterías que operan solo a domicilio u ofrecen entregas gratuitas, descuentos, ofertas semanales o mensuales de suscripción y otros incentivos que ayudan a mantenerse por delante de la competencia.

Asegúrese de que sus servicios seguirán siendo relevantes post coronavirus

Es importante considerar no solo cómo sobrevivir como negocio durante el brote, sino también tener una estrategia para lo que sucederá después. No asuma que una vez que la amenaza a la salud pública haya pasado, las cosas volverán a ser como antes del brote.

Una consideración clave es que estar confinado en sus hogares probablemente llevará a muchos clientes a cambiar a soluciones en línea o remotas, y no se debe suponer que después del coronavirus, volverán a las soluciones que habían usado antes de la brote.

Supongamos que ofrece servicios financieros B2C o B2B directamente a los clientes. Hasta ahora, los clientes pueden haberlo elegido a usted sobre soluciones automatizadas para la confiabilidad y seguridad percibidas de su enfoque individual y personal. Ahora, en un momento de confinamiento prolongado en el hogar para muchos, los clientes pasarán a servicios automatizados y remotos.

Una vez que se haya contenido el brote, las empresas de tecnología financiera que ofrecen soluciones automatizadas pueden tener más éxito y es posible que queden menos clientes. Por eso es importante ser flexible y adaptar sus servicios para que no solo sean útiles durante el brote, sino que sigan siendo la mejor opción una vez que todo se haya calmado.

Comercialice sus soluciones con el coronavirus en mente

Pregúntese si su producto o servicio podría tener un uso adicional o relevancia en medio de la crisis del coronavirus, y adapte su comercialización para reflejar esto, especialmente si está introduciendo un servicio alterado durante la duración del brote.

El marketing aumentado y flexible también es crucial en este momento, porque muchas personas se preguntarán si ciertas empresas siguen operativas. Asegúrate de que tu público objetivo sepa que eres abierto y sigues siendo fuerte.

Asegúrese de que sus servicios seguirán siendo relevantes en fases posteriores

Es importante considerar no solo cómo sobrevivir como negocio durante el brote, sino también tener una estrategia para lo que sucederá después. No asuma que una vez que la amenaza a la salud pública haya pasado, las cosas volverán a ser como antes del brote.

Una consideración clave es que estar confinado en sus hogares probablemente llevará a muchos clientes a cambiar a soluciones en línea o remotas, y no se debe suponer que después del coronavirus, volverán a las soluciones que habían usado antes de la brote.

Supongamos que ofrece servicios financieros B2C o B2B directamente a los clientes. Hasta ahora, los clientes pueden haberlo elegido a usted sobre soluciones automatizadas para la confiabilidad y seguridad percibidas de su enfoque individual y personal. Ahora, en un momento de confinamiento prolongado en el hogar para muchos, los clientes pasarán a servicios automatizados y remotos.