Lamentablemente, trabajar desde casa no es tan fácil como muchos podrían pensar, especialmente durante los tiempos estresantes actuales cuando la mayoría de las naciones están encerradas para evitar la propagación del temido Coronavirus o la pandemia de COVID-19.

Según los expertos, la distracción, ya sea de niños u otras personas, es el mayor obstáculo que enfrentan la mayoría de los empleados mientras trabajan desde casa. Superar estos obstáculos resulta aún más difícil cuando estás rodeado de tentaciones frecuentes como mirar la televisión o escuchar música porque no habrá nadie para supervisar lo que estás haciendo. Si tienes un autocontrol muy débil, trabajar desde casa puede convertirse en una tarea difícil. Entonces, echemos un vistazo a algunos consejos para mantenerte enfocado y evitar distracciones mientras trabajas desde casa.

Cómo evitar distracciones en el home office

Crear una estación de trabajo dedicada

Lo primero y más importante que debes cuidar antes de trabajar desde casa es crear un lugar de trabajo dedicado en tu casa. Asegúrate de que solo las actividades relacionadas con el trabajo sucedan en ese espacio, lo que significa que no debe haber televisión ni música a todo volumen allí. Además, los miembros de tu familia deben tratar ese espacio como tu oficina, lo que significa que cuando estés en su estación de trabajo, deben considerar que no estás en casa. Para armar este espacio en casa te recomendamos contar con un escritorio, una silla ergonómica y artículos de oficina.

Vestirte como si estuvieras vestido para la oficina

Según los expertos, lo que usamos tiene un impacto en cómo nos comportamos. Por ejemplo, cuando estamos en pijamas o ropa de estar, estamos muy relajados y nos deja más abiertos a las distracciones. Esa es una de las razones por las cuales no usaríamos nuestra ropa formal cuando estamos descansando en una playa, ¿verdad? Del mismo modo, cuando nos ponemos nuestra ropa de trabajo o vestimenta formal, envía una señal al cerebro de que es hora de ponerse serios. Estar vestido para el trabajo puede ser un factor motivador al trabajar desde casa, lo que a su vez aumentará nuestra productividad.

Siga la ‘regla de 52 y 17’

Según un estudio, muchas personas altamente productivas siguen la regla de 52 y 17, según la cual, toman un descanso de 17 minutos después de trabajar por cada 52 minutos. La ciencia detrás de esta regla es muy simple: tomar descansos frecuentes entre el trabajo ayuda a mantener a una persona motivada y aumenta la productividad. Incluso puede usar una alarma para ponerlo en movimiento para esta regla de 52 y 17. Durante su breve descanso, puede llenar su botella de agua, tomar algo para comer o estirar las extremidades.

Establecer horarios de trabajo estrictos

Trabajar desde casa puede ser muy abrumador cuando tienes todo el día, que puede estirarse fácilmente hasta la noche, solo para ti. Con las horas de oficina faltantes o la fecha límite de 9 a 5, puedes ser fácilmente tentado a perder tu motivación y retrasar tu trabajo. Por lo tanto, no es raro encontrarte atraído por el pensamiento: «Lo haré más tarde. Tengo todo el día por delante». Esto, puede ser muy peligroso porque al hacerlo pronto te quedarás sin tiempo. Por lo tanto, es muy importante establecer horarios de trabajo estrictos, al igual que en la oficina.

Manténte en contacto con tus compañeros de trabajo regularmente

Una de las mayores ventajas de trabajar en una oficina es que nuestros colegas nos mantienen motivados. Con actualizaciones constantes sobre el trabajo, las discusiones y las reuniones, las posibilidades de ser más laxas se reducen cuando se está en la oficina. Para mantener tu nivel de motivación, habla o chatea con tus colegas regularmente y manténte actualizado sobre el trabajo. Saber que otros también se mantienen al día con su trabajo durante estos tiempos estresantes te ayudaría a abrocharse el cinturón y aumentar tu productividad.