Cada día son más los casos en lo que algunas personas deciden emprender y ser sus propios jefes, iniciar su propia iniciativa de negocios. Pero además, son cada vez más los que deciden optar por el emprendimiento social para mejorar las condiciones de vida y de las estructuras que afectan el medioambiente. 

Se trata de una realidad en auge y que ha resultado una respuesta a la inestabilidad del mercado laboral, especialmente en medio de la crisis económica ocasionada por la pandemia del coronavirus (Covid-19).

Cuando se habla de emprendimiento social, se hace referencia a una actividad que combina las estrategias económicas de una empresa o negocio, con la resolución de problemas sociales. 

La prioridad del emprendimiento social se basa en dar respuesta a una determinada necesidad de la sociedad, generando un impacto positivo en el espacio o comunidad determinada. Por lo que además no podría establecerse de manera estricta entre una comunidad y otra con distintas características, ya que siempre dependerá del desarrollo de cada lugar y las prioridades establecidas por los habitantes.

Características del emprendimiento social

emprenidimiento social

También es importante diferenciarlas de una Organización No Gubernamental (ONG) o las asociaciones sin ánimo de lucro, ya que se trata de un modelo de negocio con beneficios económicos basado en la transformación social.

La mejor manera de entender las diferencias es conociendo las características del emprendimiento social. Comenzando por la razón de su creación, que se da gracias al entendimiento oportuno de la sociedad actual, con consumidores que cada vez son más conscientes del impacto de sus compras en la sociedad y del medio ambiente. 

Si nos detenemos a pensar en las últimas semanas nos daremos cuenta de la repercusión que tiene el cambio climático, el maltrato animal, las labores de reciclaje y más en nuestros días. Razón por la cual las marcas están adaptándose a esta nueva realidad, disminuyendo el uso del plástico o promoviendo las donaciones por mencionar algunas iniciativas.

Con estos cambios las empresas deben actualizar sus modelos productivos y se abrazan a la ola de la responsabilidad social. El desempleo, la exclusión social, la igualdad de género, la pobreza son otros de los problemas a atacar.

Por lo tanto podemos decir que estas iniciativas de emprendimiento social se caracterizan por:

  • Promover el bienestar de la sociedad como un todo.
  • Reinventar los modelos y adaptarlos a los objetivos sociales o medioambientales.
  • Adaptar los esquemas de marketing y venta a los nuevos objetivos
  • Generar un valor añadido a los negocios de la empresa.

Importancia del emprendimiento social

La importancia del emprendimiento social radica en que promueve una nueva cultura donde cada uno de nosotros puede ser un agente de cambio, desde pequeñas acciones hasta grandes campañas. 

Los emprendimientos sociales han logrado impulsar a la sociedad a construir soluciones a los problemas más urgentes. Y esto se hace mediante un esquema colaborativo, donde cada ayuda es necesaria y puede marcar la diferencia.

Esto ha sido una movida alrededor del mundo, y América Latina no se queda atrás. El emprendimiento social en Perú se ha mantenido en aumento debido a las necesidades de los habitantes, que se unen en búsqueda de soluciones. Y debido a esto son cada vez más las personas que consolidan organizaciones implicadas en el crecimiento y mejora de la calidad de vida de la sociedad peruana.

Entre los sectores que generan oportunidades de emprendimiento social en el Perú se pueden mencionar:

  • Derechos Humanos: en respuesta a la discriminación, inseguridad, violencia de género, protección infantil, acceso a servicios públicos, entre otros.
  • Educación: Embarazo adolescente, deserción escolar, acceso a la educación, deficiencia universitaria.
  • Salud: Deficiencia en salud pública, falta de infraestructura, desnutrición, enfermedades recurrentes.
  • Ambiente: explotación de minas, contaminación de los ríos, deforestación de bosques, caza furtiva, reciclaje, y más.

Ejemplos de emprendimiento social 

Algunos ejemplos más resaltantes de emprendimiento social en el mundo son:

  • Acceso a la educación de calidad de forma gratuita. Iniciativas que surgen en Internet, y su sostenibilidad económica se basa en las relaciones estratégicas con empresa de publicidad y marketing por afiliación.
  • Lucha por la alfabetización global. Se organiza gracias a la recolección de libros donados que posteriormente son vendidos en internet para beneficiar a comunidades alrededor del mundo.
  • Control de aspersores de riego de agua con el monitoreo climatológico para minimizar el uso innecesario del líquido vital y proteger el medioambiente.
  • Creación de dispositivos para inyectar sin necesidad de utilizar agujas. Un emprendimiento diseñado especialmente para países del tercer mundo con la intención de evitar heridas y posibles contagio de enfermedades.
  • La eliminación de tapas y pajillas de plástico en cadenas de comidas rápidas. Una iniciativa dirigida a la reducción de residuos plásticos con el fin de disminuir su impacto en el medioambiente.